Conectividad para el Hogar Digital

Los primeros usuarios de redes domésticas sabrán lo incómodo que resulta, no solo comprar cables, sino taladrar las paredes, cablear tomas de corriente y conectarlo todo. No es de extrañar que la mayoría de nosotros prefiramos la comodidad de las modernas tecnologías inalámbricas W-iFi o PLC PowerLine.

La opción Wi-Fi

Casi todos obtenemos Wi-Fi al contratar una conexión de banda ancha por ADSL o cable, que permite conectar sin cables los ordenadores domésticos para navegar por Internet y compartir fotos, música y otros contenidos. Los smartphones modernos también pueden conectarse a través de Wi-Fi, al igual que las tabletas como el iPad y las consolas de videojuegos, por lo que es una solución muy cómoda y popular que permite utilizar estos dispositivos desde cualquier habitación de la casa.

Pero al conectar tanto dispositivos y cuando hay mucha demanda de ancho de banda al reproducir películas en Full HD, contenidos multimedia o videojuegos online, es necesario contar con un router WiFi de altas prestaciones, como los que ofrece D-Link en su amplia gama de routers y Cloud Routers. Además, al usar las tecnología Wi-Fi más reciente (tanto Wireless N como la nueva 802.11ac) los routers de alto rendimiento amplifiTM DIR-857 y DIR-865L de D-Link, pueden transmitir música y vídeo HD a varios dispositivos al mismo tiempo y siempre con la mejor cobertura en toda la casa. Esto incluye ordenadores portátiles y tabletas, consolas de videojuegos, SmartTV y la Boxee Box de D-Link conectada a un televisor HD. Incluso le permiten compartir impresoras USB y discos duros.

La cobertura puede suponer un problema con Wi-Fi, pero también aquí D-Link tiene la respuesta, en forma de una tecnología llamada SmartBeamTM. El router Wireless N con tecnología SmartBeamTM (DIR-645) utiliza antenas multidireccionales para encontrar y seguir distintos dispositivos de la red y concentrar el ancho de banda allí donde sea más necesario.

La opción PLC PowerLine

Wi-Fi funciona de maravilla en la mayoría de los hogares, pero hay algunas situaciones en las que no consigue proporcionarle la conexión que necesita en toda la casa. En casas con gruesos muros de piedra, por ejemplo, o en edificios con varios pisos puede haber muchas interferencias.En estos casos, dispone de los productos PLC PowerLine, que utilizan los enchufes y el cableado de la instalación eléctrica para conectarse a Internet, de nuevo sin necesidad de un engorroso proceso de cableado.

PLC PowerLine consiste en instalar dos adaptadores de pequeño tamaño simplemente enchufándolos a tomas de corriente. Necesitará como mínimo dos: una para conectar a su router, mientras que la otra estará en la habitación donde desee tener acceso a Internet. Y si desea hacerlo todo sin líos de cables, si la unidad receptora es un extensor WiFi será la solución perfecta porque creará una nueva red WiFi ampliando notablemente la cobertura.

Los adaptadores PLC de D-Link como los PowerLine HomePlug AV 500 (DHP-500/501AV) se instalan fácilmente: solo tiene que enchufarlos, encenderlos y, ya está, tendrá una red. Además, incorporan la tecnología PLC PowerLine más rápida con velocidades de 500 Mbps para satisfacer las necesidades de los hogares más activos que juegan online, ven películas en HD y navegan simultáneamente.

En realidad, Wi-Fi y PLC PowerLine funcionan juntas, son tecnologías complementarias que pueden combinarse para obtener la conexión que necesita en su hogar digital.