Cookies
Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies. Más información
ACEPTAR

Desarrollo de la Nube Personal

Predecir el futuro está muy lejos de ser fácil, en especial en lo tocante al mercado tecnológico en rápida evolución. No obstante, una apuesta bastante segura es el cambio de una dependencia de la informática personal localizada a unos servicios informáticos basados en la nube accesibles desde cualquier lugar y en cualquier momento a través de una amplia variedad de dispositivos.

¿Qué significa y a qué nos referimos exactamente con la nube y la informática en la nube?

Básicamente, consiste en hacer lo que ya hace en su ordenador doméstico, pero en otro lugar. Normalmente se utilizan aplicaciones compartidas que se ejecutan en servidores en un centro de datos remoto que podría estar en cualquier lugar. Lo único que necesita es un navegador y acceso a Internet para usar aplicaciones que se ejecutan "en la nube".

Esto no es nada nuevo; en realidad, es probable que ya lo esté haciendo. Por ejemplo, si utiliza Picasa o Flickr para compartir fotos con sus familiares y amigos, o carga vídeos en YouTube, ya está utilizando la nube. Tal vez se haya registrado en Office 365 de Microsoft o Google Drive, o utilice Dropbox para compartir archivos. Quizás no se haya dado cuenta, pero si se ha suscrito a cualquiera de estos servicios, ya forma parte de la nube.

La buena noticia para los usuarios domésticos es que muchos de estos servicios están disponibles de forma gratuita o, si es necesario pagar, por mucho menos dinero que comprar estas aplicaciones y ejecutarlas uno mismo. También significa una menor necesidad de sistemas informáticos caros y complicados, con la misma funcionalidad disponible en un PC, un Mac o un iPad de Apple, o una tableta Android. En realidad, con tantos servicios en la nube, lo único necesario es una aplicación para smartphones.

Los servicios públicos en la nube son fantásticos, pero no satisfacen las necesidades de todos, por lo que fabricantes como D-Link tratan de proporcionar la tecnología que permita desarrollar una nube "personal" usando la propia red digital doméstica y almacenando así los archivos en nuestro hogar u oficina y no en servidores externos.

Por ejemplo, puede controlar y gestionar las Cámaras Cloud a distancia a través del sitio web de mydlinkTM y los servicios en la nube de mydlinkTM, para no perder de vista lo que sucede en su hogar o pequeña oficina esté donde esté. Incluso puede descargar la aplicación "mydlink lite" gratuita para su iPhone/iPad/Android y ver las imágenes de su cámara desde cualquier lugar con una conexión WiFi o 3G.

El acceso a distancia de fotos, canciones y películas guardadas en dispositivos de almacenamiento Cloud NAS D-Link también es una realidad, además de nuevos productos de red tan esenciales como los Cloud Routers, que permiten el acceso y la gestión de la red doméstica a distancia usando el servicio mydlink. Como por ejemplo el router D-Link Cloud (DIR-605L), anunciado recientemente, que permite a los usuarios ver qué sitios web son visitados desde una red doméstica (estupendo para los padres) y definir alertas por email de intrusiones o conexiones a la red doméstica.

La visión de las tecnologías Cloud se resume para D-Link en que cada usuario cree su Nube Personal con Cámaras Cloud, Routers Cloud y almacenamiento NAS Cloud, y se está haciendo realidad con rapidez gracias a productos innovadores y asequibles que disponen de aplicaciones gratuitas para interactuar con ellos a través de iPhone/iPad/Android.