Cookies
Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies. Más información
ACEPTAR


Su guía para una red Wi-Fi más rápida

Wi-Fi se está convirtiendo rápidamente en la elección de facto para acceder a las redes y a Internet en la mayor parte de los centros de trabajo, especialmente con la popularidad cada vez mayor de los dispositivos móviles. La conectividad inalámbrica significa menos cables de red, mayor flexibilidad en cuanto a dónde y cómo puede trabajar la gente, y soporte para el uso incrementado de dispositivos múltiples en el centro de trabajo.


Nuestra guía contiene nueve consejos prácticos para mejorar la red Wi-Fi de su centro de trabajo.

 



Elija el estándar inalámbrico adecuado

Le recomendamos utilizar la última tecnología para lograr las máximas velocidades inalámbricas que, en la actualidad, es el estándar 802.11ac, conocido a veces como Wireless AC. El primer paso es comprobar el estándar inalámbrico utilizado en los puntos de acceso existentes en su empresa (que podría tratarse de un router, amplificador Wi-Fi o punto de acceso dedicado).

El 802.11n es el estándar de uso más extendido hasta ahora, con tres velocidades "disponibles": "hasta 150 Mbps", "hasta 300 Mbps" y 'hasta 450 Mbps". Algunos puntos de acceso pueden ofrecer velocidades de hasta 600 Mbps. Tenga en cuenta que la doble banda de 300 Mbps (que nosotros denominamos N600) está limitado a 300 Mbps por banda y, por tanto, no ofrece más que la velocidad máxima teórica de 300 Mbps.

802.11Ac es el estándar más avanzado si desea disponer de una red Wi-Fi más rápida y preparada para el futuro. El nuevo estándar es compatible con versiones anteriores y, por lo tanto, funciona con dispositivos Wi-Fi más antiguos. 11ac opera a velocidades de hasta 1300 Mbps en la banda de 5 GHz. Los primeros puntos de acceso 11ac para empresas se presentaron en 2013, pero es ahora cuando se están presentando en el mercado teléfonos móviles y ordenadores con 11ac integrado. Si los portátiles de su empresa no incorporan 11ac, esta función puede añadirse fácilmente usando un adaptador USB, como el DWA-182 o DWA-171 de D-Link, para lograr la velocidad que ofrece la tecnología 11ca.

Aspectos a tener en cuenta...

802.11g es el protocolo Wi-Fi más antiguo y es muy lento para los estándares actuales. Si tiene equipos y dispositivos con este estándar en su red, pueden reducir el rendimiento general, por lo que quizás merezca la pena actualizarlos.


volver arriba



Tenga en cuenta el diseño de su centro de trabajo para determinar la mejor ubicación posible

Le recomendamos utilizar la última tecnología para lograr las máximas velocidades inalámbricas que, en la actualidad, es el estándar 802.11ac, conocido como Wireless Wi-Fi AC. El primer paso es comprobar el estándar inalámbrico utilizado en los puntos de acceso existentes en su empresa (que podría tratarse de un router, amplificador Wi-Fi o punto de acceso dedicado).

802.11n es el estándar de uso más extendido hasta ahora, con tres velocidades "disponibles": "hasta 150 Mbps", "hasta 300 Mbps" y 'hasta 450 Mbps". Algunos puntos de acceso pueden ofrecer velocidades de hasta 600 Mbps. Tenga en cuenta que la doble banda de 300 Mbps (que nosotros denominamos N600) está limitada a 300 Mbps por banda y, por tanto, no ofrece más que la velocidad máxima teórica de 300 Mbps.

802.11Ac es el estándar más avanzado si desea disponer de una red Wi-Fi más rápida y preparada para el futuro. El nuevo estándar es compatible con versiones anteriores y, por lo tanto, funciona con dispositivos Wi-Fi más antiguos. 11ac opera a velocidades de hasta 1900 Mbps en la banda de 5 GHz. Los primeros puntos de acceso 11ac para empresas se presentaron en 2013, pero es ahora cuando se están presentando en el mercado teléfonos móviles como el iPhone6 y ordenadores con Wi-Fi AC integrado. Si los portátiles de su empresa no incorporan 11ac, esta función puede añadirse fácilmente usando un adaptador USB, como el DWA-182 o DWA-171 de D-Link, para lograr la velocidad que ofrece la tecnología 11ca.

Aspectos a tener en cuenta...

802.11g es el protocolo Wi-Fi más antiguo y es muy lento para los estándares actuales. Si tiene equipos y dispositivos con este estándar en su red, pueden reducir el rendimiento general, por lo que quizás merezca la pena actualizarlos.


volver arriba


Identifique los cuellos de botella

Si su oficina tiene un acoplador de fibra, intente reducir los cuellos de botella. Asegúrese de que tiene un punto de acceso Gigabit que, como mínimo, admita 802.11n y N600 para gestionar la alta velocidad de la fibra. Si elige un punto de acceso Gigabit con 802.11ac, aumentará aún más la velocidad.
Sin embargo, si la conexión a Internet utiliza un módem ADSL a 24 Mbps, el posible cuello de botella se encuentra en el acceso a Internet pero sigue siendo una buena idea tener un acceso más rápido, sobre todo para maximizar la velocidad y la capacidad de transferencia de la red interna. Compruebe que los equipos de red, tales como switches, routers, servidores y ordenadores, admiten Gigabit Ethernet y/o 802.11ac (o por lo menos 802.11n de doble banda).
El Switch debería ser un Smart Switch gestionable Los Smart Switch permiten desplegar una electrónica de red más optimizada y preparada para el futuro Los Smart Switches también proporcionan a las pequeñas empresas las importantes funciones necesarias para crear una red inalámbrica de alto rendimiento y fiabilidad, así que antes de comprar asegúrese de que admite Auto Surveillance VLAN y Voz IP VLAN

Aspectos a tener en cuenta...

  • Un punto de acceso nuevo (más rápido) es mejor que uno antiguo para priorizar el flujo de tráfico de datos, asegurando que el vídeo, la música, el sonido y las llamadas de Skype no se "congelan" gracias a, por ejemplo, la función QoS (Calidad de Servicio) incorporada.
  • Para garantizar la compatibilidad en el futuro, asegúrese de que todos los equipos tienen velocidades de Gigabit y que los cables Ethernet de la red son de categoría 6 (conocidos como CAT6).


volver arriba


Construya una red de puntos de acceso

¿Dispone su empresa de un gran área de espacio de oficina para cubrir, otro piso que la señal no puede alcanzar, un edificio vecino quizás, o tiene que pasar la señal a través de paredes impenetrables? Si es así, tendrá que crear una red de puntos de acceso "conectados". La función de itinerancia entre diferentes puntos de acceso permite a los empleados moverse entre las diferentes salas o incluso edificios con una tablet o un ordenador sin perder el acceso a Internet. Y con el balanceo de carga se optimiza el tráfico inalámbrico del gran volumen de datos. Los puntos de acceso múltiples se pueden centralizar y gestionar fácilmente con el software gratuito D-Link basado en web (Central WiFiManager), que permite configurar, gestionar y controlar toda la red desde cualquier dispositivo conectado a Internet. Si está pensando extender o ampliar su red inalámbrica, un puente inalámbrico es una solución sencilla y si la empresa tiene varios edificios y necesidad de transmitir las señales inalámbricas entre ellos, se puede lograr instalando puntos de acceso adaptados para el uso en exteriores. Si, por otro lado, tiene una oficina grande y la señal inalámbrica se pierde, un extensor inalámbrico hará exactamente lo que su nombre sugiere y aumentará el alcance de la señal inalámbrica.

Aspectos a tener en cuenta...

  • Al instalar varios puntos de acceso, asegúrese de que su cobertura se superpone en un 30 por ciento con el fin de minimizar el riesgo de interferencias.
  • Si necesita ampliar el alcance de su red inalámbrica, un extensor inalámbrico es una opción sencilla y económica.


volver arriba


Administre sus redes Wi-Fi de forma gratuita

Things to Consider...

Central WiFiManager is free and offers easy access to Wi-Fi network set-up and support for all businesses, whether you have just a few employees or hundreds. And unlike traditional hardware controller solutions for managing wireless access points, Central WiFiManager has a much lower initial investment cost as it comes bundled with many D-Link access points and there are no per-access point license charges.


volver arriba


La seguridad es importante

Siempre se debe usar tráfico cifrado en la red. Le sugerimos WPA2 o WPA2 Enterprise, que ofrecen el más alto nivel de seguridad. La clave, su contraseña, debe tener por lo menos ocho caracteres, o hasta 14 caracteres si desea máxima seguridad, y combinar números y letras. Asegúrese de que siempre usa un cortafuegos hardware en el router. Es también una idea buena complementar esto activando el cortafuegos hardware en todos los ordenadores cliente. Recuerde también actualizar el firmware en todos sus dispositivos ya que incluye parches esenciales de seguridad. Tenga en cuenta que todo el equipo de red como routers, cortafuegos, interruptores y puntos de acceso deben ser compatibles con VLAN (LAN virtual) y poder manejar múltiples SSID para mejorar la seguridad y la privacidad. Cada SSID (que significa Identificación de Establecimiento de Servicio, el nombre de su red inalámbrica) crea una clave única para conectar los dispositivos de la red. Esta clave evita que cualquier otro dispositivo inalámbrico sin autorizar acceda a su red. La facilidad para crear múltiples SSID le permite a diferenciar entre una red de administración y una red de invitados:

Aspectos a tener en cuenta...

  • Al seleccionar su contraseña de red inalámbrica, evite palabras obvias, que quizás sean asociadas con su empresa, para que sea más difícil de averiguar.
  • Es una idea buena "ocultar" el SSID (nombre de la red) de la transmisión pública, para que pase inadvertida para los fisgones casuales


volver arriba