Cookies
Este sitio web utiliza cookies. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies. Más información
ACEPTAR

CMOS

Los avances en CMOS generan ventajas de coste y rendimiento

Descubra cómo los avances de la tecnología CMOS (Complementary Metal-Oxide Semiconductor) ofrecen ventajas de coste y rendimiento para las cámaras de videovigilancia IP actuales.

Acerca de los sensores de imagen

Las videocámaras digitales utilizan sensores de imagen para convertir la luz en electrones. La intensidad de la luz que incide en cada elemento de la imagen (o píxel) del sensor determina cuántos electrones se producen. Después de convertir estos electrones en voltaje, son procesados por un convertidor analógico/digital (A/D) y los circuitos de la cámara para producir una imagen. En la actualidad, dos tecnologías de sensores de imagen dominan el mercado de las videocámaras digitales: CCD y CMOS.

Historia de dos tecnologías

Los CCD (Charge-Coupled Devices) se han diseñado específicamente para su uso en videocámaras digitales. Estos dispositivos son componentes analógicos que requieren circuitos adicionales para procesar los datos imagen y convertirlos en una señal digital. Aunque ofrecen una calidad de imagen excelente, los CCD tienen varias desventajas importantes, como su elevado coste, su alto consumo de energía y los problemas de calentamiento.

Los chips CMOS (Complementary Metal-Oxide Semiconductor) utilizan el mismo proceso de fabricación empleado para producir microprocesadores, como los que se usan en smartphones y ordenadores portátiles.

Antes se utilizaban en aplicaciones donde el ahorro de costes era más importante que la calidad de imagen, pero los avances en la tecnología CMOS están aumentando su atractivo. Las cámaras HD con uno o más megapíxeles son una de las aplicaciones más importantes de los chips CMOS.

Los fabricantes de cámaras de videovigilancia siguen constantemente los cambios en la tecnología. En la actualidad, los avances en los sensores CMOS los convierten en la elección lógica para la mayoría de aplicaciones de cámaras en red, en especial cuando se requiere alta definición. Aunque CCD sigue siendo una opción viable para algunas aplicaciones, las ventajas de CMOS están superando con rapidez a la tecnología anterior.




Ventajas de CMOS

  • El factor de forma más reducido permite obtener cámaras más pequeñas
  • Menores costes de fabricación
  • Resolución de varios megapíxeles
  • Lectura más rápida
  • Menor consumo de energía (hasta 100 veces menos que CCD)
  • Mayor inmunidad al ruido